“A los museos del vino de España nos interesa que los más jóvenes aprendan todos los valores humanos y culturales que van de la cepa a la botella”

Tempo de leitura: 14 minutos

Por Rogerio Ruschel, de São Paulo, Brasil

Entrevista exclusiva con Rodrigo Burgos Ortega, Presidente de la Asociación de Museos del Vino de España y Director del Museo del Vino de Pagos Del Rey.

Estimado lectora o lector, cumpliendo con la vocación de hacer periodismo y storytelling de calidad sobre la cultura del vino, In Vino Viajas publica un contenido muy interesante: una entrevista exclusiva con el presidente de una asociación que congrega 31 museos de vino en España, uno de los tres mayores mercados productores y consumidores de vinos. Espero que la experiencia de los españoles sea positiva para otros países como Brasil – y que los lectores españoles me perdonen el texto en “portunhol”.

Rodrigo Burgos (arriba) es el director de Pagos del Rey Museo del Vino desde 2014 y en 2017 fue elegido presidente de la Asociación de Museos del Vino de España. Es Licenciado en Humanidades, con la especialidad de Patrimonio Histórico, tiene formación en Gestión del Patrimonio y Gestión Cultural y es profesor en la Escuela Superior de Enoturismo de Castilla y León. Atendió a “In Vino Viajas” con gran disponibilidad como se puede ver a continuación. Museo del Vino de Peñafiel (abajo).

Ruschel – La empresa Pagos del Rey SL está presente en 7 Denominaciones de Origen de España y venden sus productos en más de 130 países; ¿quiénes son los importadores para Brasil? ¿Cuáles son las principales marcas de vinos en Brasil?

Rodrigo Burgos – Pagos del Rey SL. es una empresa vitivinícola con bodega en cuatro Denominaciones del Origen en España: Ribera del Duero, Rioja, Rueda y Toro y elaboración de vino en Rías Baixas. Pertenece a su vez al grupo Félix Solís Avantis, con sede en Valdepeñas (Ciudad Real). Desde su creación hace más de 65 años ha tenido un afán exportador que le ha hecho conocido a través de marcas como Viña Albali, en todo el mundo. Con Pagos del Rey trabajamos con marcas como Pulpo, Condado de Oriza o Caño intensamente en América del Sur, y en el área de influencia de Brasil, tanto en vinotecas como Casa Río Verde, como en plataformas online, como wine.com.br o Evino, así como en cadenas de alimentación como Hiperideal o Zona Sul.

“Museos de vino da Espanha conservan el patrimonio etnográfico, vitivinícola e inmaterial y se convierten cada vez más en grandes recursos turísticos de España.”

R. Ruschel – España es uno de los grandes actores mundiales en la industria vinícola (en producción, exportación y consumo) y los últimos informes de enoturismo muestran que cerca de 2,5 millones de visitantes estuvieron en las Rutas de Vino certificadas en 2017. ¿Cómo se insertan los Museos de Vino en este contexto de visita y atracción turística? ¿Cuál es la contribución de los museos en los programas ofrecidos por las bodegas y los alojamientos?

Rodrigo Burgos – 

A pesar de ser uno de los mayores productores de vino del mundo, y de mantener el status de ser uno de los países que más visitantes recibe, el enoturismo en España no está todavía a nivel de otros grandes productores mundiales como Francia, Italia o Estados Unidos. La concienciación y profesionalización hacia este importante subsector por parte de las bodegas y el trabajo unificado de colectivos como las Rutas del Vino, propicia que a las zonas históricas de interés turístico vitivinícola de España como Jerez, Penedés o Rioja, se le unan ahora otras incipientes como pueden ser Rueda, Ribera del Duero, Rías Baixas o Toro.

La mayoría de los museos del vino de España forman parte, como socios también, de Rutas del Vino de España y suponen un buen referente en los destinos, de lo que es la cultura del vino en cada zona donde están ubicados. Conserva su patrimonio arquitectónico, etnográfico, vitivinícola e inmaterial y se convierten cada vez más en grandes recursos turísticos por sus productos de turismo y sus actividades culturales. Aunque tienen titularidad pública y privada, el denominador común de todos es ser difusores de cultura de vino, y en ese compromiso, bodegas, restaurantes, alojamientos y otros recursos turísticos encuentran a los museos del vino como aliados estratégicos para unir oferta y generar destino.

R. Ruschel – Por favor informe los indicadores más recientes de la Asociación de Museos del vino de España: ¿cuántos asociados son? ¿Cómo contribuyen a la Asociación? ¿Cuáles son los principales programas educativos y de capacitación profesional incentivados por la Asociación? ¿La Asociación invierte en marketing, divulgación y promoción de los Museos del Vino o estas actividades son realizadas directamente por los museos? (Arriba, la biblioteca del museo del Castillo Perelada).

Rodrigo Burgos – En esto momento somos 31 asociados (con 4 nuevos museos asociados en 2018) repartidos por toda la geografía del territorio español. Desde el origen de la Asociación, que nace en 2005, los asociados pagan una cuota anual que contribuye a celebrar cada año el Simposio de Museos del Vino que este año celebra en Málaga su XVI edición, entre el 25 y el 27 de abril y tratará sobre Enoturismo. Se tratan de jornadas divulgativas y educativas sobre temáticas transversales a la cultura del vino como el arte, la arqueología, la comunicación, el marketing o el enoturismo, y cada año se celebran en uno de los museos socios. Además, desde 2017 entregamos anualmente el premio Enosofía, que premia la figura física o empresarial que pone en valor la conservación y promoción de la cultural del vino.

El primer premiado fue Josep Roca, sumiller del Celler de Can Roca, y este año 2018 el premio se entregará a Vega Sicilia. En paralelo estamos trabajando estrategias de comunicación interna y externa que den visibilidad al colectivo, además de ultimar alianzas estratégicas con aliados dentro del sector vitivinícola, turístico, social y cultural que irán viendo la luz en los próximos meses y años. Y por supuesto, cada museo trabaja sus actividades, planes de comunicación, marketing y gestión según sus directrices de manera individual, pero en casi todos los casos, son complementarias a las del colectivo de museos

“Los museos de vino en España son 31 anclas al legado de una cultura milenaria material y inmaterial en cada lugar del país en el que se encuentran”

R. Ruschel – ¿Cuál es la importancia de los museos del vino para España en las dimensiones económica, social, cultural e históricas? ¿Esta importancia es válida también para las comunidades y en regiones donde no hay producción de vinos? (Arriba, unas prensas del Museo Vivanco).

Rodrigo Burgos – En el caso particular de la Asociación todos los museos asociados están vinculados a un territorio donde históricamente se ha hecho vino. Son el ancla al legado de una cultura milenaria en cada lugar de España en el que se encuentran, porque en cada sitio hay una peculiaridades que los diferencian a unos de otros, tanto económicas, sociales, culturales, como por supuesto históricas. Los museos del vino son la visagra entre la conservación de la cultura del vino, sus métodos ancestrales y modernos de producción y comercialización, y la difusión de sus activos para convertirlos en una experiencia actual interesante a través del enoturismo.

R. Ruschel – ¿Cómo los gestores de museos de vinos dimensionan el éxito de su trabajo además del número de visitantes? ¿Cuáles son los indicadores utilizados por los Museos asociados y cómo han evolucionado? ¿Cuáles son los números más recientes disponibles?

Rodrigo Burgos – Uno de los objetivos prioritarios de la Asociación, es dimensionar, como bien dice, el impacto que los museos causan en sus ámbitos de influencia más directos, sus entornos y comunidades, y escalarlo a la suma del colectivo como Asociación a nivel nacional. En esta línea vamos a potenciar estudios de mercado que nos faciliten todos esos datos que de momento no tenemos recogidos a nivel de Asociación, y por supuesto el número de visitantes, solo será un factor más que no tiene por qué ser el más significativo: catálogos e inventarios de centros y colecciones, actividades y métrica de la calidad de programas didácticos, divulgativos y culturales, , exposiciones, impacto económico en la zona… etc.

R. Ruschel – ¿Cómo los museos del vino de España armonizan la visita de jóvenes y adolescentes menores de 18 años (que no pueden beber alcohol) con el tema de estos museos? ¿Cómo hacer educación y promover cultura acerca de un producto cuya venta está prohibida para menores de edad (por lo menos en Brasil)? (Arriba, Vinseum, en Vilafranca de Penedés).

Rodrigo Burgos – Precisamente los museos poseen las herramientas apropiadas para hacer didáctica de la cultura del vino. Uno de los objetivos de un museo, sea de la índole que sea, es el compromiso didáctico de divulgar sus contenidos. En España, la cultura del vino se está perdiendo. Una cultura basada en la tradición, la familia, el respecto por el medio ambiente, las maneras primitivas de cultivar, recoletar y elaborar el producto.

El resultado final es un alimento que tiene alcohol, y que por supuesto, no se puede promover ni vender entre los menores de edad, ni en Brasil ni España tampoco, pero a los museos del vino nos interesa, para estos colectivos más jóvenes, que aprendan todos los valores humanos y culturales que van desde la cepa hasta la botella.

Los niños y niñas de hoy en día, no saben ni tan siquiera de dónde nacen las uvas. Son urbanitas y el único acercamiento al fruto es a través de las tiendas y supermecados. No salen al campo, ni pisan el terreno. Esa misión, la de que no se pierdan esas costumbres que se han transmitido de padres a hijos durante siglos y que llevan asociados elementos culturales, artísticos, etnográficos y antropológicos, les corresponde a los museos del vino. Muchos de los museos tienen programas escolares, hacen talleres infantiles y familiares de fin de semana, y proyectan eventos con contenidos pensados para públicos más jóvenes como ciclos musicales.

“La misión de que no se pierdan costumbres que se han transmitido de padres a hijos durante siglos y que llevan asociados elementos culturales, artísticos, etnográficos y antropológicos, les corresponde a los museos del vino”

R. Ruschel – ¿Cómo obtienen los museos del vino de España los recursos necesarios para su mantenimiento y expansión de los programas, su presupuesto? ¿Se mantienen por órganos de gobierno, empresas privadas, organizaciones cíclicas, por la taquilla o por un conjunto de recursos de estas fuentes?

Rodrigo Burgos – La mayor parte de museos del vino en España tienen titularidad pública. Dependen de ayuntamientos y diputaciones provinciales que son los apartan los presupuestos anuales a cada museo. Los privados dependen de Denominaciones de Origen o de empresas bodegueras y suelen funcionar dentro de los departamentos de marketing o como propias líneas de negocio. Todos tienen sus propios recursos de generación de ingresos por entradas, venta de producto, alquiler de espacios etc, pero cada uno tiene su particularidad estructural y de gestión, y cada caso es diferente en este sentido.

R. Ruschel –¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrentan Museos del Vino de España en los próximos 10 años?

Rodrigo Burgos – Deberíamos ser capaces de enfocar todo el potencial que tenemos como recursos individuales hacia una fuerza asociativa única. Existen pocos colectivos de museos en España con tanta representación y extensión por todo el territorio, y darnos a conocer como asociación es un gran reto para nosotros. Necesitamos más notoriedad.

También el ser capaces de estrechar lazos con otras Asociaciones Europeas afines como la Red de Museus del Vinho do Portugal, e incluso con los museos latinoamericanos. Por otro lado sería un reto muy útil como legado hacer un catálogo colectivo que se pudiese consultar online de las colecciones de todos los asociados. Diseñar un plan de actividades con peso específico importante… Son muchos los desafíos que podemos enfrentar, pero lo más importante es que la Asociación siga tan unida como hasta ahora y que todos los miembros nos sintamos a gusto y con ganas de seguir colaborando.

R. Ruschel – In Vino Viajas aborda con frecuencia el hecho de que muchos elementos de la cultura del vino sean reconocidos como Patrimonios de la Humanidad por la Unesco, entre patrimonios Materiales e Inmateriales. Vea lo que ya publicamos sobre este tema aquí – http://www.invinoviajas.com/?s=unesco ). España todavía no tiene ningún territorio, comunidad, viñedo o tradición inmaterial relacionados directamente con la cultura del vino ya reconocidos por la Unesco como un Patrimonio de la Humanidad. Entre los candidatos están Ribeira Sacra, Rioja, Bobal, Cataluña, Jerez… ¿España planea modificar esta situación? ¿Qué se está haciendo para eso?

Rodrigo Burgos – El vino ha estado vinculado al desarrollo socioeconómico y cultural de España desde hace muchos siglos. Cada vez más, se pone en valor ese patrimonio tanto desde las instituciones públicas como desde las empresas privadas vinculadas al sector. Solo es cuestión de tiempo que ese rico patrimonio acabe convirtiéndose en figura reconocida por la UNESCO ya que la concienciación en su conservación y difusión como aprovechamiento turístico es evidente y va en aumento.

R. Ruschel – ¿Cuál es el interés real de turistas brasileños por museos del vino en España? ¿Existen indicadores disponibles? Considerando que Brasil es el mayor polo emisor latinoamericano de turistas para Europa, ¿la Asociación de Museos tendría interés en promover en Brasil sus museos en conjunto con importadores y con la bodegas de España?

Rodrigo Burgos – El turista brasileño que llega a España es un tipo de visitante agradecido y exigente. Las últimas estadísticas son generales, no sobre museos del vino en particular, y demuestran además que en los últimos años ha incrementado su gasto medio en nuestro país. Estos datos, sumandos al hecho de que cada vez son más populares los vinos españoles en Brasil, hace que el interés por conocer el origen del producto, y su cultura asociada, atraiga turistas brasileños que disfrutan del turismo de vino y por supuesto de sus museos del vino. Se trata de un mercado emergente y que por supuesto nos interesaría atraer para promocionar nuestros museos y sus contenidos.

In Vino Viajas tiene muchas otros reportajes sobre España y cultura del vino en España. Visítalo aquí: http://www.invinoviajas.com/

Página web de la Asociación de Museos del Vino de España: http://museosdelvino.com/

 

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *